Hemos hecho el camino y conocemos tus necesidades.  Un buen desayuno para iniciar el día con energía a base de café, leche, té, infusión, tostadas y cereales, huevos, fruta y frutos secos, y algo salado, te ayudará a empezar a caminar.

Al llegar, como recibimiento y mientras arreglamos las cuestiones logisticas del alojamiento, te pondremos algún caldito, infusión o limonada fresca, dependiendo de la época del año.

Para cenar y/o comer, comida casera elaborada por nosotros, con productos de Navarra. Pensada para reponer la energía gastada durante el día.